Al igual que la mayoría de las metas que tenemos como individuos, obtener un empleo requiere la formulación de una estrategia que garantice resultados positivos.

Si el objetivo es esa posición laboral, hay que ir preparado. Cuando te llaman a una entrevista de trabajo, lo que el entrevistador quiere evaluar en ese tiempo es si el candidato cumple con las habilidades, aptitudes y condiciones intelectuales y emocionales necesarias para esa vacante.

Como primer paso debes partir de conocerte muy bien, esto quiere decir: qué talentos tienes, qué habilidades has adquirido con tu experiencia, cuáles son tus miedos, qué te apasiona. Con estos interrogantes irás creando tu marca personal y ello permitirá la construcción de un factor diferencial.

Este conocimiento más profundo de ti mismo, te permitirá conocer que es lo que realmente quieres en tu plan laboral y así podrás trazar un mapa profesional para tu vida.  Recuerda que el 80% del éxito en una entrevista laboral está en los detalles de la preparación y el 20% restante corresponde a lo relacionado con el momento de presentación de la misma.

A continuación, te presentaré un paso a paso para plantear una estrategia, ejecutar un plan y de esta manera obtener ese empleo que tanto deseas. 

Lo primero que debes hacer, es examinar algunos aspectos. Ten presente que en cada intervención o situación, el entrevistador (independiente del cargo al que te estés postulando) hace preguntas buscando ver en ti:

  • Buena actitud, pasión e interés por trabajar en la entidad a la que estás aspirando. Muestra interés por la empresa, averigua de ella antes de tu entrevista, consulta en internet, lee sobre las últimas noticias que se han publicado al respecto y pregunta a tus conocidos por referencias
  • Eficiencia. Una persona que busca soluciones a los problemas que se le presentan toma acción y aprende de lo ocurrido, así como un líder propositivo que saca provecho, incluso de los errores o inconvenientes, y exalta los logros
  • Compromiso y responsabilidad. Debes ser un empleado metódico y organizado para lograr los objetivos del trabajo. Bien sea que el cargo requiera tiempos de respuesta, metas de ventas y objetivos en número de productos. Ten presente cuál era tu objetivo en cada cargo que desempeñaste anteriormente y el método que utilizaste.

Lo segundo que debes hacer es alinear y organizar tu experiencia laboral con los requerimientos del cargo al que te vas a presentar. La forma correcta de abordar una preparación de entrevista es teniendo claro a qué cargo te vas a postular. Es infaltable el conocimiento previo de la empresa; debes saber en detalle las características del puesto, las funciones, las especificaciones técnicas y los detalles de contratación.

 

Si no lo tienes claro, como lo mencioné anteriormente, puedes valerte de herramientas para averiguar los retos y requisitos que tiene el cargo mediante contactos en la empresa u otros que desempeñen cargos parecidos y que te puedan hablar sobre los requisitos, habilidades y conocimientos que debe tener una persona que desempeñe este cargo.

Por otra parte, puedes apoyarte en buscadores de internet; filtrando por el nombre de la vacante y adicionando palabras como “oportunidad laboral”, “descripción cargo”, “requisitos cargo”, entre otros. Y por último puedes buscar por plataformas de redes profesionales como LinkedIn, personas que estén desempeñando esos cargos para obtener información del puesto a través de la descripción de su perfil.

Una vez hayas identificado las funciones, los requisitos profesionales y conocimientos que tiene la postulación, revisa cada paso de tu experiencia y recalca las actividades, funciones y conocimientos que has tenido que desempeñar, de modo que se alineen con lo solicitado. 

Siguiendo con la planeación de tu entrevista, asegúrate de preparar cada una de tus experiencias laborales. En un proceso de selección laboral lo más probable es que la empresa o persona que esté a cargo de la contratación revise minuciosamente tu experiencia, requiriendo en detalle datos del empleo y del empleador anterior, así como del tiempo y los logros más destacables de tu desempeño.

No olvides ser puntual y conciso a la hora de señalar las que fueron tus funciones, los objetivos propuestos, los logros alcanzados y cómo fue tu método para desarrollarlos.

Para preparar este punto recuerda lo trabajado al investigar el cargo. Ten presente qué vas a resaltar de tu experiencia para que le permitas ver al entrevistador de qué forma has cumplido con los requisitos solicitados; también trata de vincular elementos que puedan complementar o darle un punto a favor a tu perfil. Siempre piensa en agregar valor adicional, este puede ser, sumando un conocimiento de algún programa específico o destacando tu experiencia en un área especializada.

Otro elemento indispensable es generar empatía, recuerda ser cordial, saluda con una sonrisa y aprovecha la ocasión para contar historias que hagan empalme con los intereses de la vacante laboral, cuando consideres que existe un ambiente propenso para la interacción.

Y por último y no menos importante, cuando tengas oportunidad de contar una historia, bien sea una experiencia buena o mala, trata de captar la atención y recordación de tu entrevistador, de esta manera le dejarás una buena historia que lo/la dejará pensando en ti, por ese referente. Si consideras que tienes la oportunidad de presentarle una historia memorable al entrevistador, prepárate entonces para cuestionamientos como: “cuéntame una situación en que hayas tenido un problema y cómo lo resolviste”“cuéntame una experiencia de éxito o logro que hayas tenido” o “relata tu experiencia ante la despedida de un ser querido”.

No olvides, siempre que vayas a hablar de una historia, dale el manejo de una fábula, que incluya inicio, nudo y desenlace, pero sobre todo que deje una enseñanza, al estilo de las moralejas.

De esta manera llegamos al final de esta serie de recomendaciones que debes tener en cuenta para lograr el objetivo planteado, desarrollar una buena entrevista laboral y conseguir ese cargo que siempre has deseado. Recuerda que nunca está de más un buen consejo de parte de algún experto, así que si tienes dudas o requieres de una sesión más personalizada con asesoría profesional, puedes contactar a Suricatum, quienes te brindarán el mejor servicio relacionado con la reparación de entrevistas laborales.

Hasta una próxima ocasión.

Alejandro Gómez H.

- Contacto

Estaremos gustosos de atenderte.

Visítanos

Cra 7 #71-21, piso 5, Torre A | Bogotá - Colombia

Calle 94 # 51B - 43, Oficina 401. Edificio Movich-Buró 51 | Barranquilla - Colombia

Calle de Manzanares # 4, 28005, piso 3 | Madrid - España

- Escríbenos

Listo! Tu mensaje fue enviado.
Error! Ocurrio un error al entregar tu mensaje