SI TRABAJAS Y VAS A EMPRENDER UN NEGOCIO

 

Éste artículo está creado para todos esos profesionales, que por uno u otro motivo, siguen empleados porque dependen del salario y/o cargan demasiadas deudas como para renunciar y dedicarse a su negocio, aquí les comparto varios tips (experiencia propia):

La situación de Latinoamérica no es sencilla, es cierto, cada vez es más difícil encontrar empleo, los que hay pagan poco, cada vez hay más profesionales con muchos estudios y experiencia regalándose por salarios muy bajos y lo que es peor, en la medida en que tienes más edad, más difícil es encontrar un nuevo empleo, y entonces... ¿Qué hacer al respecto? ¿Emprender? Déjame decirte un par de cosas antes de que pienses en emprender.

1. Situación económica. Si no dependes de tu salario, si no debes dinero (o muy poco) y tienes una muy buena idea de negocios que ya has evaluado de forma objetiva (te puedo ayudar con esto) y te da una TIR por encima del 21% en Latinoamérica, ve a por tus sueños y deja el miedo.

Ahora, para todos aquellos que deben mucho dinero, que tienen hijos, pagan colegios, arriendo, préstamos varios y demás y dependen del ingreso de su salario, aquí les dejo unos consejos que ojalá tengan en cuenta:

2. Revisa en tu corazón si eres emprendedor. Revísalo muy bien. Ser emprendedor no es fácil, y hay que tenerle gusto a esto, hay que asumir unos riesgos del otro mundo, enfrentarte a tener una nómina que pagar y no tener los recursos para ello, trabajar 24 horas al día, los 7 días a la semana. Enfrentarte a odiar los festivos porque tus empleados no trabajan, enfrentarte a los clientes difíciles, a gente tramposa, a proveedores malos, a negocios malos, a perder dinero, a ser el jefe, no es fácil conseguir gente que te crea y sea doliente de tu negocio. Si la respuesta es SI, SI ERES EMPRENDEDOR, sigue adelante. Si la respuesta es NO, trabaja unos años más, aprende más, e investiga más sobre el emprendimiento. Si vas a seguir trabajando, pero quieres cambiar de empleo contáctanos a info@suricatum.com, tenemos muchas soluciones para ti.

3. Capital. Si tu idea de negocio requiere una inversión muy alta y no tienes ésos recursos y no tienes la forma de empezar con una inversión baja, guarda ésa idea para otro momento y emprende con algo más accequible, algo modular, progresivo, algo que te permita arrancar sin tantos empleados, algo que te permita arrancar sin oficinas o arrendando un local comercial. Si buscar un préstamo para arrancar tu negocio, probablemente te irá mal (No siempre, pero en el 90% de probabilidades te irá mal). Es muy difícil arrancar un negocio trabajando para el banco.

4. Valle de la muerte. ¿Tienes una proyección en Excel de cómo se comportarán tus ganancias? ¿Qué dice tu proyección? ¿Comienzas ganando o perdiendo dinero? ¿Por cuánto tiempo pierdes dinero? Si en tu proyección nunca pierdes dinero, tu proyecto indudablemente es MALO, si señor MALO, porque tu proyección no es realista y te vas a enfrentar a un escenario totalmente distinto para el que no estás preparado. Emprender en un escenario donde no tienes previsto perder, es prácticamente morir. Eso sí, hay quienes les va bien, pero son muy, muy pocos. Tienes que sacar unas proyecciones donde el "valle de la muerte" sea de no menos de uno a dos años, donde tu EBITDA sea negativo, y debes contar con la solvencia económica suficiente para aguantar ése tiempo sin desfallecer.

5. Cuéntame tu negocio. Pregúntate a ti mismo: ¿De qué se trata el negocio? Si tardas más de un minuto explicando en qué consiste tu negocio, mal vas. Los mejores negocios son los que se pueden explicar en un minuto. Te recomiendo leer el libro: "El poder de lo simple". Cuán más fácil de explicar sea tu negocio, mejores probabilidades tienes de que te vaya bien. En serio, si tu idea es buena, piénsalo dos veces en cómo simplificarlo, no intentes satisfacer mil cosas, mejor, haz sólo una cosa bien y empezarás a convencerte que tu idea es buena.

6. ¿Producto o servicio? Ésta pregunta tiene trampa, mucha trampa. El debate está servido con lo que te voy a decir, pero piénsalo, piénsalo otra vez. Si lo que vas a vender es un producto, probablemente, sea más difícil tener éxito que si fuese un servicio. Aclaro, no estoy diciendo que todo el que emprende con productos fracasa, ¡en lo absoluto!, pero te estoy diciendo, que si emprendes con un servicio, será más fácil. La explicación es:

a. Inventarios: Producto en proceso + Insumos + Producto terminado = Activos = Dinero quieto = Músculo económico. Si no quieres tener tu dinero en montones de cajas, insumos, partes, repuestos o producto terminado almacenado evita los productos físicos (experiencia propia)

b. Logística: Los productos, requieren un lugar para elaborarse, otro lugar para almacenarse, un medio para transportarlos, un medio para cubrirlos y/o protegerlos, alguien que los mueva/transporte, una dificultad añadida para entregarlo lejos, en otra ciudad, en otro país, en otro continente. Los servicios pueden llegar desde tu ciudad a Pekín, Oslo, New York, Bogotá o Buenos Aires muy fácilmente... inclusive, sin necesidad de moverte de tu silla, sin necesidad de protocolos de exportación, bodegaje, contratar a terceros y demás piezas y proceso que hacen que sea más difícil venderle a tu cliente que está lejos.

c. Facilidad de exposición: Si vendes un producto físico, tus clientes querrán verlo, tocarlo, probarlo y hasta cargarlo. Si vendes un servicio, mostrar tu producto será más fácil, inclusive, sin necesidad que el cliente se mueva de su casa y tú de tu escritorio podrás mostrarle tu servicio.

7. ¿Es bueno tu negocio? Si crees que tu idea de negocio es buena, debes someterla a pruebas, muchas pruebas antes de salir al ruedo. La justificación de tanto negocio o local comercial que se vende, se arrienda o queda abandonado es por éste punto 7, aunque no lo creas, aquí es donde fallan casi todos los emprendedores: Creen que su negocio es bueno porque les gusta, porque creen que es diferente o porque lo creen innovador. Pues resulta que un proyecto no es bueno o malo según el emprendedor lo crea, de hecho, ni siquiera el estudio de mercados define si el proyecto es bueno o malo, ni siquiera la evaluación financiera tiene la última palabra. Es una combinación, y mi mejor consejo es: Antes de emprender, asesórate con un experto y pregúntale si tu negocio es bueno.

Un negocio es bueno si:

- El estudio de mercados arroja buenos resultados. Es decir, hay demanda insatisfecha

- Tu DOFA te da un plan de negocios donde claramente sepas que hacer ante las debilidades y las amenazas

- La TIR (Tasa interna de retorno) es superior al 21% o en su defecto, unos 5 puntos a tu WACC o Tasa Interna

- Tu proyecto es innovador radicalmente (no incrementalmente)

- Tu proyecto te va a tener a ti al frente del negocio y no a empleados (ojo con esto)

- El payback (el tiempo en que se recupera la inversión) es menor a 4 años, ojalá 2 años

- No dependes de regulaciones, decretos o disposiciones legales del país donde montes el negocio

- Tus competidores, productos sustitutos y/o complementarios no tienen mayor incidencia o poder para bloquearte

- El costo de atraer a un cliente es menor al 50% del precio de venta

8. Crecimiento modular. Si tu negocio tiene barreras para expandirse rápidamente y de forma modular, tendrás dificultades para crecer.

9. Base tecnológica. Si la tecnología que necesitas para desarrollar tu negocio no es dominada por ti y tu equipo fracasarás. Mientras más tecnología y menor mano de obra tengas, mucho mejor.

10. Costos variables. Si el costo variable unitario es mayor al 50% del precio de venta, probablemente tendrás dificultades. Cuanto más bajo sea el costo variable, tendrás mayores probabilidades de éxito. Con los costos fijos es más fácil lidiar, dado que se diluyen en el número de ventas. Ejemplo: Si vas a vender camisas a 100 pesos y tu costo de producción (o tu proveedor te lo hace/entrega) es de 60 pesos, tendrás muy difícil salir adelante por el margen que te está quedando.

Ahora lo bueno... ¿Cómo emprender si no podré estar todo el tiempo al frente de mi negocio?

11. Venta. Si no eres directamente tu quien va a vender el producto/servicio... ¿Quién crees que lo hará? Todo emprendedor debe saber vender y al comienzo (start-up) nadie lo hará mejor que tú. Piensa en eso, si contratas a alguien para que venda, se enfrentará a la frustración de no vender lo suficiente, y finalmente, a quien contrataste, te pedirá se le pague su nómina u honorarios. Tú debes vender tu producto, nadie lo hará como tú, al menos al comienzo.

12. Socios. Si tienes socios, tienes más capital, más mano de obra, pero también más problemas, si, problemas. Los socios, son problemas, otras cabezas, otra opinión, otro interés no necesariamente igual al tuyo. Evita los socios familiares (ésos son los peores), evita todo socio que puedas, a menor cantidad mejor. Evita al socio que sabe algo que tú no sabes, porque si ese se va, o ése no trabaja bien, problemas tendrás. Si no todos los socios están frente al negocio, y hay unos que trabajan en otras cosas, problemas encontrarás.

13. Tiempo. Tu negocio requiere tiempo, mucho tiempo, si vas a trabajar 8 horas al día, te quedan productivas unas 6 horas a lo sumo. Esto significa decirle adiós a: Ver telenovelas, Netflix, cine, vida social, familiares, descanso, etc. Tus días festivos son 100% en tu negocio. ¿Ya pensaste en eso? No te estoy diciendo que sea imposible, pero es mucho más difícil salir adelante si trabajas empleado mientras emprendes.

14. El consejo de tus amigos y familiares. Todos te dicen, más adelante emprendes ese negocio, ahora que tengas más ahorros. Ojo con éste "buen consejo" que seguro tiene la mejor de las intenciones, pero, lamento decirte, que casi nunca llega ése momento. Te vas poniendo viejo y te vas llenando de más deudas y compromisos económicos y nunca arrancarás tu negocio.

 

Resumen:

Amigo emprendedor, si estás seguro de tu negocio, si evaluaste los puntos anteriormente expuestos, si trabajas, si debes dinero, si dependes de tu salario, yo haría lo siguiente:

1. Emprendo el negocio, sin duda alguna

2. Emprende el negocio sólo, evita muchos socios

3. Quien vende tus productos/servicios debes ser tú, hasta que ya puedas empoderar ése proceso

4. Monta el negocio con el menor capital posible

5. Prepárate para perder dinero los dos primeros años, si sigues perdiendo después de tu plan, abandona, abandona rápido

6. Debes tener en tus planes perder dinero, debes saber tu no tendrás ganancias durante ése periodo, así que debes tener dinero para sobrevivir ése periodo. Si no lo tienes, te recomiendo emprender sin abandonar tu trabajo, pero recuerda: No vas a dormir más de 4 horas al día, no vas a descansar los sábados ni domingos.

7. Ten un sólido y calculado plan de Marketing, actualízalo todos los meses.

8. Ten un presupuesto para marketing y ventas, es la única inversión mensual que no puedes dejar de hacer.

9. Colócale un buen nombre a tu negocio, ojalá de una sola palabra, ojalá sea fácil de pronunciar para un asiático, europeo, americano o latino. No le coloques de nombre a tu negocio unas siglas, tu nombre, o algún nombre largo.

10. Busca la forma que tu negocio pueda venderse fuera de tu ciudad y ojalá fuera de tu país muy fácilmente

11. Piensa en grande, hay que empezar desde abajo, pero tu meta debe ser lo grande, sino no emprendas

12. Busca mil y un facilidades para tus clientes para adquirir tu servicio/producto

13. Tu producto/servicio debe estar en tu página web (una muy buena página web) y en redes sociales

14. El precio de venta debe ser competitivo, ni el más costoso ni el más económico

15. La más importante: Cada día que no le dediques a tu negocio, es un mes entero más en el "valle de la muerte", prepárate para momentos difíciles

16. Cuida muy bien a quien contratarás, contrata sólo a quien necesitas, y ésa contratación (búsqueda) debe hacerse con extremo cuidado, porque menos del 90% de los profesionales está preparado para trabajar en una start-up

17. No emprendas tu negocio sin todos los procedimientos legales realizados. No evadas impuestos, si las ganancias son altas, paga impuestos. Cuando tu negocio empiece a crecer te darás cuenta que valió la pena declarar todos los impuestos como son. Pues, podrás acceder a inversión extranjera, acceder a créditos y atraerás a más y mejores inversionistas

 

¿Necesitas ayuda con tu negocio? Estoy encantado de ayudarte.

 

LEONARDO MANOTAS GARCÉS

Suricatum Enterprises S.A.S

CEO & Founder

gerencia@suricatum.com

+573008679243

(+57 5) 4310594

Santa Marta - Colombia

www.suricatum.com

 

 

- Contacto

Estaremos gustosos de atenderte.

Visítanos

Cra 7 #71-21, piso 5, Torre A | Bogotá - Colombia

Calle 94 # 51B - 43, Oficina 401. Edificio Movich-Buró 51 | Barranquilla - Colombia

Calle de Manzanares # 4, 28005, piso 3 | Madrid - España

- Escríbenos

Listo! Tu mensaje fue enviado.
Error! Ocurrio un error al entregar tu mensaje